¿Quién ha dicho que la clave está en las palabras?

No es sólo un juego de palabras

Escrito por nibarra 24-08-2007 en General. Comentarios (0)

 

 

 

"VIVIR ES VER VOLVER"

 

 

 

Lo dijo Azorín y la frase tiene su puntito. También valdría sin "ver". Unas veces vemos volver y otras volvemos.

Miguel Hernández y la ferocidad

Escrito por nibarra 20-08-2007 en General. Comentarios (1)

 

Como no soy ningún ilustrado, sabía de Miguel Hernández lo justito. Lo que nos enseñaron en el Instituto, lo que cantaron Serrat, Paco Ibáñez, Jarcha y algún otro..., y poco más. Pero esta mañana estaba pululando por los estantes de la Biblioteca Municipal y cogí una Antología de Miguel Hernández que se titulaba Vientos del Pueblo (uno de sus composiciones más conocidas). Y allí apareció el poema que aparece más abajo: Los cobardes.

Pocas veces he visto, leído, escuchado algo tan feroz como este poema. Ni buscando letras de canciones, artículos, otros poemas, etc. de autores considerados "cañeros" y con mala hostia, recuerdo algo tan "heavy". De puro "heavy" me parece hasta exagerado si no considerásemos la época y las circunstancias de quién las escribió.

 

 

 

Hombres veo que de hombres
solo tienen, solo gastan
el parecer y el cigarro
el pantalón y la barba.

En el corazón son liebres,
gallinas en las entrañas,
galgos de rápido vientre,
que en épocas de paz ladran
y en épocas de cañones
desaparecen del mapa.

Estos hombres, estas liebres,
comisarios de la alarma,
cuando escuchan a cien leguas
el estruendo de las balas,
con singular heroísmo
a la carrera se lanzan,
se les alborota el ano,
el pelo se les espanta.
Valientemente se esconden,
gallardamente se escapan
del campo de los peligros
estas fugitivas cacas,
que me duelen hace tiempo
en los cojones del alma.

¿Dónde iréis que no vayáis
a la muerte liebres pálidas,
podencos de poca fe
y de demasiadas patas?
¿No os avergüenza mirar
en tanto lugar de España
a tanta mujer serena
bajo tantas amenazas?
Un tiro por cada diente
vuestra existencia reclama,
cobardes de piel cobarde
y de corazón de caña.
Tembláis como poseídos
de todo un siglo de escarcha
y vais del sol, a la sombra
llenos de desconfianza.
Halláis los sótanos poco
defendidos por las casas.

Vuestro miedo exige al mundo
batallones de murallas,
barreras de plomo a orillas
de precipicios y zanjas
para nuestra pobre vida,
mezquina de sangre y ansias.
No os basta estar defendidos
por lluvias de sangre hidalga,
que no cesa de caer,
generosamente cálida,
un día tras otro día
a la gleba castellana.
No sentís el llamamiento
de las vidas derramadas.
Para salvar vuestra piel
las madrigueras no os bastan,
no os bastan los agujeros,
ni los retretes ni nada.
Huís y huís, dando al pueblo,
mientras bebéis la distancia,
motivos para mataros
por las corridas espaldas.

Solos se quedan los hombres
al calor de las batallas,
y vosotros lejos de ellas,
queréis ocultar la infamia,
pero el color de cobardes
no se os irá de la cara.

Ocupad los tristes puestos
de la triste telaraña.
Sustituid a la escoba,
y barred con vuestras nalgas
la mierda que vais dejando
donde colocáis la planta.

valga la redundancia

Escrito por nibarra 20-08-2007 en General. Comentarios (0)

El tipo y el nombre del establecimiento constituyen una evidente redundancia. Es como si a la puerta de una iglesia pusiera: "se engaña". Pues claro, coño: cómo no se va engañar si es una iglesia.

http://nibarra.blogspot.es/img/barelparaiso.jpg

 

No me digáis que no os hubiera gustado conocer el sitio cuando estaba funcionando. Esto sí que debería ser Bien de Interés Cultural para una ciudad y no otras cosas que se consideran "patrimonio" histórico ( la estatua de la Plaza del Ayuntamiento de Santander, sin ir más lejos)

El pueblo en el que todos hacen la Colada (o la Tizona).

Escrito por nibarra 20-08-2007 en General. Comentarios (0)

 

            Hace catorce años, en una revista  a la que estaba suscrito, aparecía una entrevista con el actor Juan Echanove en la que decía algo prácticamente igual a esto: “Mientras haya un niño muriéndose de hambre, ya pueden ir dando por el culo a la última ballena”.

            Aunque el comentario tendría un fondo que podría llegar a ser “lejanamente” entendible, la forma de decirlo fue una auténtica gilipollez. Y lo pagó. Desde diversos sectores, le dieron fuerte y flojo por sus declaraciones. Con el tiempo, creo que hasta Juan Echanove llegaría a entender que quizá la ballena y el niño precisan de actuaciones que seguro serían complementarias, pero de explicárselo que se ocupen otros más listos.

            Yo lo que no diré nunca es que el Cid me la trae floja y que me paso el octavo centenario de la aparición del Poema de Mío Cid por el forro. Entre otras cosas, porque vivo en Burgos (y allí hay quién come del Cid) y porque las historiadoras que leen e incluso participan en este foro me pondrían por mote “Echanove”. Así que a lo que vamos: Hay por aquí un pueblo (Cubillo del Campo) que ha erigido un monumento con motivo del mencionado centenario y con que por allí pasa la Ruta del Cid. Seguro que el valor artístico del monumento es casi nulo, pero lo que me ha gustado del asunto es el modo de hacerlo. No se ha encargado su ejecución a un artista “oficial” sino que han sido los vecinos del propio pueblo (de ocho años en adelante), los que han construido una espada de sesenta metros de largo con las piedras que han ido recogiendo por los campos de los alrededores. Podrá ser algo simple tanto la acción como mi razonamiento*, pero me quedo con  lo que habrá supuesto de participación y de implicación de todos los vecinos.

 

* No voy a profundizar para enterarme a fondo del tema, porque lo mismo la historia no ha sido tan bonita y tan desinteresada económica o socialmente como yo la he imaginado.

 

más palabras. Esta vez Anguita

Escrito por nibarra 18-08-2007 en General. Comentarios (0)

Tanguita no, Anguita. No sé que opinión tendréis de él pero el caso es que ha dicho lo siguiente. Yo, esta vez, se lo firmo. 

 

 

 

Anguita cree que en España no se impulsa la República por 'pereza mental', ya que implica un esfuerzo de imaginación de Izqustoriador Julio Anguita cree que en España no se impulsa la III República por 'pereza mental'. A su juicio, para crear una nueva república se necesita 'un esfuerzo de imaginación, creación, lucha política, protagonismo y responsabilidad'. Pero eso conllevaría 'dolores de cabeza y fatiga mental' y a los españoles les da 'miedo pensar'. 

 

      Anguita hizo estas afirmaciones hoy en Laredo, donde intervino en un curso de verano de la Universidad de Cantabria sobre 'España como concepto progresista'. Según informó la institución académica en un comunicado, el historiador reconoció que incluso entre los partidarios de la república hay quienes prefieren hablar de la segunda, más que de la tercera, porque resulta 'más cómodo'.'Si hay miedo a abordar la III República es porque estamos bien instalados e incluso hay una oposición dentro del sistema donde se ha llegado a plantear que la actual Monarquía contempla el espíritu republicano. Algo que a mí me choca, estoy investigando cómo puede ser esa cuadratura del círculo', apostilló al respecto.Anguita admitió que la III República es 'una lucha permanente' incluso con los suyos. 'Están todo el día aferrándose a la segunda y yo quiero hablar de la tercera', añadió el ex líder de IU, quien consideró que es 'más fácil hablar de la II República, de sus mártires y lo malo que fue Franco, porque es más cómodo'.En su opinión, la III República es 'una aspiración que puede sonar a utópica', pero 'la utopía es lo que diferencia al ser humano del caballo'. Para Julio Anguita 'si la República fuera que se marchara el Rey, que el himno cambiase y la bandera también', él se iría para su casa, porque no lucha por eso. De hecho, opinó que puede haber repúblicas 'mucho más retrógradas' que una monarquía.También habló en su intervención de la relación entre el Estado y la Iglesia, una cuestión en la que, a su juicio, debería aplicarse la máxima 'cada uno por su lado'. Incluso, criticó que el Rey, como Jefe de Estado, acuda a misas en actos públicos. 'La Iglesia es una especie de gangrena, un parásito', que no ha abandonado el pensamiento 'castrador', aseguró Anguita, que además consideró 'una pijez' la polémica en torno a la asignatura de 'Educación para la ciudadanía'.Desde su punto de vista, ese tipo de cuestiones desvían la atención de asuntos verdaderamente importantes en relación a la Iglesia, como la financiación. Según dijo, 'el Gobierno de Zapatero apunta, pero no entra en materia', ya que 'lo primero que tendría que haber hecho era denunciar el Concordato'.

Terra Actualidad - Europa Press