¿Quién ha dicho que la clave está en las palabras?

DE LOS GARTZIA DE TODA LA VIDA (actualizaçao con Caelia, Anjana e Isone)

Repasando las clasificaciones de una de las carreras pedestres más importantes de Cantabria, el Medio Maraton Bajo Pas, con ánimo de cotillear los tiempos de mis excompañeros de carreras, me encuentro con un participante de curioso, extraño y un poco ridículo nombre.

Resulta que con una discreta marca de 1h.25m.12s. se clasificó en el puesto ciento y pico Alberto GARTZIA. Ridículo y difícil de entender considerando que el corredor en cuestión nació en 1969, cuando en el Pais Vasco no corrían precisamente vientos favorables para el euskera.

 

No he visto a ningún Brown en Puerto Rico que se autodenomine Marrón, ni a Michael Schumacher poner el cartelito de Miguel Zapatero en su casa de Baleares.

 

Supongo que el tal Gartzia entenderá perfectamente cuando otros igual de ridículos y quizá mucho peor intencionados hablan de la Generalidad catalana, de las Vascongadas o de "jordi pujol" (pronunciesé tal y como está escrito) .

 

Me gustaría poner enfrente a Gartzia con el chaval aquel de Valladolid al que Carod Rovira se comió con patatas porque en el "Tengo una pregunta para usted" no le intentó siquiera llamar por su nombre. Por cierto, chaval de Valladolid que llamará Arnoldo al protagonista de Terminator, Javier al cerebro del Barça y Pablo al catalán con barbas estrella de la NBA.

 

Y lo mismo  hará "Alberto Emilio Zatopek Gartzia".

 

Todo lo anterior, sabiendo que  el apellido García tiene origen navarro y que hay quien lo ha relacionado con "Gaztea" ("joven" en Euskera). Pero aún así, ,...

 

«García se utiliza por primera vez para denominar a un rey de Nafarroa y después se extendió a Castilla y a Asturias en el siglo X. En ambos casos son hijos de princesas navarras», explica Gorrotxategi. «Teníamos clara la procedencia pero no el significado, cuando ya hace algunos años, Alfonso Irigoyen lo relacionó con ‘‘gartzia’’ que viene de una variante de ‘‘gaztea’’ (joven) -y señala que- más tarde José María Jimeno Jurío, miembro de honor de Euskaltzaindia y que falleció hace dos años, encontró la documentación que demostraba que esta idea era correcta. En donde se traducía en más de una ocasión "gartzia" como joven».

«La cuestión es que se convirtió en un nombre propio de reyes y se puso muy de moda en Castilla, sobre todo en el momento en el que comienza la repoblación y conquista contra los árabes. Lo nobles castellanos utilizan este nombre aunque ya no saben qué significa en euskera», señala el académico de Euskaltzaindia.

Con estos datos, muchos García de origen vasco han decidido cambiar la grafía de su apellido y optar por la euskaldun. De García a Gartzia. «En la actual legislación del Reino de España, a diferencia de otros países como Francia, se admite que se mantenga la grafía original de los nombres. No hace falta venir previamente a la academia. Es tan sencillo como ir al registro civil y te lo conceden. Pueden hacer uso de este derecho si lo desean», apunta Gorrotxategi. «Hasta hace poco la gente no sabía que podía ejercer este derecho y aún son pocos los que se han pasado a la grafía eusquérica. Habrá como unos 142 Gar-tzias en total».

 

Y, para terminar, transcribo un diálogo casi literalmente:

 

-¿Cómo se llama tu niña?

-Isone

-Pues vaya nombre más raro que le has puesto. Desde luego, se te podía haber ocurrido otro.

- ¿Y las tuyas, como se llaman?

- Anjana la mayor y Caelia la pequeña.

 

No comments

 

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: