¿Quién ha dicho que la clave está en las palabras?

ALPE D´HUEZ

Hoy se disputa una de las etapas míticas del Tour de Francia, con la subida al Galibier (junto a su hermano pequeño el Telegraph), la Croix de Fer y Alpe d´Huez para rematar le faena. Algunos ciclistas afrontarán la etapa con sus propios medios (relativamente) y otros con la jeringuilla puesta.

El caso es que el recorido en cuestión tiene muchísimo que ver con la novela que Javier García Sánchez hizo protagonizar al Jabato, modesto ciclista que tuvo su día de gloria sobre las carreteras que hoy irán recogiendo el sudor de ciento y pico sufridores. La novela no creo que merezca pasar a los anales de la literatura universal pero sí ser leída por todo aquel que haya tenido relación alguna vez con esfuerzos deportivos "exagerados" sin pertenecer a ninguna élite y sin aspiraciones de gloriosas victorias.

La no excesiva brillantez del autor seguro que queda bien suplida cuando los lectores vuelquen en el relato sus experiencia personal y "traduzcan" los sentimientos del Jabato.

 

Yo, que soy un poco gilipollas, la leí cuando estaba en medio de la preparación de mi primer maratón. ¿No quería caldo (sopa)? Pues me tomé dos tazas, la de la carretera y la de letras. Menos mal que también tenía el "Como correr el maraton" de Hal Higdon (lleno de sentido común y de tópicos, pero muy útil) y, sobre todo, la información oral de mis compañeros de sudores.

 

 

 

 

 

Y una cuestión "técnica" para maratonianos, ciclistas, du y triatletas, montañeros y gentes de parecida calaña: ¿creéis casual la similitud entre bloguero y globero? Dicho sea sin ningún ánimo de ofender e, incluso, con cierto "orgullo de clase".

Comentarios

Se me ha olvidado algún smiley en el comentario anterior, pero supongo que da lo mismo ;-) (Pero hombre, ¿por qué no permites un poco de código html, sobre too con ese antispam que pones?). ¡Un saludo!

La novela no está mal, efectivamente, por lo que yo recuerdo. La leí cuando aún me interesaban más las cosas del ciclismo que las de la carrera a pie... Globero y bloguero... ¿no es lo mismo? Y espero que no se llenen la boca de orgullo patrio por la victoria de un español ayer en esa mítica etapa (y, sobre todo, que no tengan que tragárselo luego en caso de control antidoping positivo...).

Añadir un Comentario: